Antes de la pandemia ya estábamos enfrentando una crisis de vivienda. Un número récord de personas estaban pagando casi la mitad de sus ingresos en renta; a menudo varias personas tenían que amontonarse en pequeños apartamentos. Los campamentos de carpas estaban creciendo y millones de personas vivían lejos del trabajo para poder pagar una vivienda, aumentando el tiempo de viaje a su trabajo todos los días. Desde la pandemia, todo esto ha empeorado.

¡Los grandes propietarios de vivienda se hacen más ricos, mientras millones de personas se enfrentan al desalojo!

  • En EE.UU., 17.3 millones de adultos están atrasados con los pagos de renta o hipotecas.
  • Incluso durante la pandemia, la renta de muchas unidades vacantes ha aumentado.
  • En EE.UU., hay 61 propietarios de vivienda que son multimillonarios, los cuales tienen una riqueza colectiva total de $249.9 mil millones de dólares. Desde mediados de marzo de 2020, su riqueza ha aumentado en $24.4 mil millones de dólares.
  • Según Eviction Lab, los propietarios de vivienda han presentado más de 360.000 desalojos durante la pandemia; entre ellos, se encuentran también propietarios corporativos. Esto solamente en los cinco estados y 29 ciudades donde esta organización está realizando el estudio.

¿Qué ha hecho el gobierno al respecto? ¡Lo mismo que nada!

  • A pesar de las moratorias, los desalojos no se detuvieron durante la pandemia.
  • El alivio federal de COVID distribuyó menos de $50 mil millones para aliviar el pago de renta e hipoteca – un valor que apenas tocó la superficie de la crisis.
  • Las moratorias de desalojo solo han retrasado la crisis; a medida que se levanten las moratorias, millones de desalojos y juicios hipotecarios empezarán a ocurrir.

La falta de vivienda y el número de personas sin hogar sigue siendo un problema

  • En California, el estado con la mayor población sin vivienda, el “Proyecto Roomkey” propuesto por el gobernador Newsom proponía entregar 15.000 habitaciones de hotel a personas sin vivienda.
  • Aún si llenaran todas las habitaciones, no alcanzaría para dar vivienda a las 161.000 personas sin hogar que hay en todo el estado.
  • Hasta ahora, este proyecto solamente ha albergado a 1.365 personas, menos del 1% de la población sin vivienda.

¿Cuáles son sus supuestas soluciones?

  • Bajo el capitalismo, el propósito de la vivienda no es proporcionar a las personas un lugar decente para vivir, el propósito es ganar dinero.
  • Las supuestas opciones de vivienda asequible son de hecho inasequibles (no se las puede pagar), o son tan escasas que puede tomar cinco años o más conseguir un lugar para vivir.
  • Se han propuesto otras ideas para resolver esta crisis, como casas diminutas para dar un ejemplo; pero el problema no es la falta de habitaciones o edificios, el problema es que son inasequibles.

¿Qué necesitamos?

¡Perdonar la renta e hipoteca! No se puede exigir que millones de personas que han perdido sus trabajos, que solo luchan por sobrevivir, paguen costos de vivienda exagerados que no son pagables.

¡Poner fin a los desalojos! Nadie debería ser forzado a salir de su hogar, y los que han sido desalojados deben ser realojados inmediatamente.

¡Proporcionar hogar a todas las personas sin vivienda inmediatamente! No hay razón alguna por la cual 580.466 personas sin vivienda en los EE.UU. (aproximadamente) permanezcan sin vivienda. Existen millones de habitaciones vacías en los hoteles y miles de apartamentos y casas de lujo que están vacantes porque nadie las puede pagar.

La vivienda es una necesidad. Nadie debería tener miedo de perder su vivienda o dormir en la calle. Sí existen los recursos necesarios para mantener a las personas en sus hogares y albergar a los que no tienen vivienda. Mientras la vivienda siga siendo una industria con fines de lucro, seguiremos enfrentando una crisis inmobiliaria. Para que esto cambie, debemos luchar por un sistema diferente, dirigido por la mayoría para nuestro propio interés, en lugar de los intereses de una pequeña élite.

archivo de descarga {.pdf}